Alimento = Energía

Para saber cómo se realiza ésta conversión, necesitamos que conozcas a quienes actúan en este proceso.  En esta actividad participan:

La glucosa

  • Yo soy la glucosa.  Soy un tipo de azúcar.  Estoy en los alimentos que comes.
  • Mi tarea es entrar a las células de tu cuerpo para darles energía.

La célula

  • ¡Qué tal! Yo soy una célula.  Hago muchas tareas.
  • ¿Has hecho un rompecabezas? Necesitas piezas para formarlo. 
  • Yo soy como una pieza del rompecabezas que es un órgano.  Estoy junto a mis amigas las células y formamos los órganos.
  • Una de mis tareas es dejar entrar o salir sustancias de mi interior. Pero ¿qué necesitamos para hacer nuestra tarea?  Yo necesito algo parecido a una llave para abrir y cerrar mis compuertas.
  • Para que tú puedas jugar, hacer tu tarea, correr, o hasta para dormir, necesito tener energía. 
  • Yo tendré energía si la glucosa entra en mi interior.

La insulina

  • ¡Hola!  Yo soy la insulina.  Yo fui hecho por el páncreas quien hace muchas otras insulinas.  Mi trabajo es abrir la puerta de las células para que la glucosa entre y tengas energía en tu cuerpo. 
  • Aunque soy muy pequeñita y no me puedes ver, soy muy importante.  Si no estoy en tu sangre, la glucosa no puede entrar y las células se debilitan.

El páncreas

  • En tu cuerpo, estamos muchos órganos como el corazón el cual se encarga de latir.
  • Yo soy el páncreas, un órgano de tu cuerpo.  Hago también muchas tareas. 
  • Uno de mis trabajos es hacer insulina, las llaves para que puedas tener energía.
  • Hago insulina cuando me doy cuenta que hay glucosa en tu sangre.
  • Cuando haces un dibujo, necesitas herramientas como: lápices de colores, hojas, sacapuntas y goma ¿cierto?  Para hacer insulina, yo necesito también necesito de mis herramientas.  Mis herramientas para hacer insulina se llaman: islotes de langerhans.

Sangre

  • Yo soy la sangre.  Me encuentro en todo tu cuerpo y también tengo que hacer mi tarea. 
  • Me gusta viajar y recorro todo tu cuerpo.  Soy como un vehículo en el cual se suben diferentes sustancias para que las lleve a diferentes lugares del cuerpo. 
  • Seguramente tú recorres tu colonia caminando por las calles o en un automovil.  Pues yo no ando por las calles. Yo tengo unos canales que se llama torrente sanguíneo y por ellos hago mis recorridos.
  • Así como los coches tienen un motor, yo tengo el mío.  Mi motor es el corazón.
  • Una de mis tareas es ser mensajera.  Llevo cosas de un órgano del cuerpo a otro.
  • Visito a todas mis amigas las células y les llevo cosas que necesitan para hacer sus tareas.

Sistema inmunológico

  • Nosotros somos los linfocitos.  Te defendemos de los microorganismos que pueden atacar tu cuerpo.
  • ¿Te has equivocado en un juego? ¿Has tirado los dados cuando no te tocaba o has lanzado mal la pelota?  Nosotros también nos podemos equivocar.
  • Podemos confundir a los microorganismos enemigos con algunos de nuestras células amigas y atacarlas.  No lo hacemos siempre pero sí podemos equivocarnos.

Jeringa de insulina

  • ¡Hola!  Me llamo Jeringa de insulina.  Seguramente has visto a algunas de mis primas.  Ellas están en los consultorios de los médicos y de los dentistas. 
  • Yo soy más pequeñita y delgadita.  Hago una pequeña cosquillita.  A veces mis cosquillas se pueden sentir como una pequeñita mordida, pero es muy ligerita.
  • El médico me ha dejado una tarea: ayudar a que entren sustancias buenas a tu cuerpo.  Una de estas sustancias puede ser la insulina.

  • Así como cada uno tiene que hacer su tarea, tú también debes hacer la tuya.  Una tarea que tienes es cuidarte. 
  • Una persona mayor se encargará de cuidarte pero al igual que la insulina, el páncreas, el sistema inmunológico, los otros personajes y los adultos, tú también tienes un papel importante en tu cuidado. 

Ahora que conoces a los principales actores en la obtención de energía, vamos ver cómo es que el alimento se convierte en energía.  Nuestros amigos y un niño llamado Juan nos ayudarán a explicarlo.

  • Juan se levanta por la mañana y va a desayunar. 
  • En el interior del cuerpo de Juan, se absorbe la glucosa de los alimentos.
  • La glucosa entra en la sangre y viaja por el torrente sanguíneo.
  • El páncreas produce insulina y ésta también viaja por el torrente sanguíneo.
  • La sangre visita a las células para darles glucosa e insulina.
  • En la célula, la insulina abre las compuertas para que la glucosa pueda entrar en su interior.
  • Entonces ¡las células tienen energía! Ahora Juan tiene fuerza para jugar o hacer cualquier movimiento.
¿Cuáles son los síntomas de las diabetes cetoacidosis? glucometro
ver más