Medicamentos Orales

Los medicamentos contra la diabetes son necesarios en las personas con diabetes tipo 2, que no pueden mantener un buen control de su diabetes con alimentación adecuada y ejercicio regular.

Los medicamentos para controlar la diabetes, llamados hipoglucemiantes, actúan incrementando el número de receptores de las células y/o haciendo que se produzca más insulina en el páncreas. Por eso las personas con diabetes tipo 1 no los utilizan, porque ellos ya no tienen células beta para producir insulina, por un lado y, por otro, porque sus receptores están en buen estado, así que lo que requieren es una fuente externa de insulina a través de una inyección.

Existen varios grupos de hipoglucemiantes orales o antidiabéticos:

1. Medicamentos que estimulan a las células beta del páncreas para liberar más insulina. En este grupo de medicamentos se encuentran las sulfonilureas.

2. Medicamentos que hacen más sensible al cuerpo, a la insulina que ya se encuentra presente. En este grupo de medicamentos se encuentran las biguanidas, así como otros medicamentos más nuevos en el mercado como las tiazolidinedionas (Glitazonas, Rosiglitazona y Pioglitazona)

3. Medicamentos que bloquean la digestión de almidones y ciertos azúcares. En este grupo de medicamentos se encuentran la Acarbosa y el Meglitol.

La persona con niveles elevados de glucosa en la sangre durante el embarazo, o diabetes gestacional, no debe tomar medicamentos, ya que éstos cruzan la placenta y llegan al bebé, por eso, siempre se controla con insulina, la cual sólo actúa en el cuerpo de la madre y no en el del bebé.

Platica con tu médico y los miembros de tu equipo de salud respecto a tus medicamentos.

¿Qué es la cetoacidosis? glucometro
ver más